5 maneras de hacer una mudanza con niños placentera para todos

Mientras que mudarse puede ser un momento emocionante para ti, puede ser estresante para tus niños. Una mudanza los aleja de su rutina y son más propicios a estar más ansiosos sobre el cambio y tener preocupaciones sobre su nueva casa y su nueva escuela. ¿Cómo haces la mudanza más fácil para tus niños? ¡Haciéndola más divertida para ellos!

Estos son 5 consejos para hacer una mudanza divertida para toda la familia.

  1. Haz una fiesta de despedida. Tus hijos pueden tener recuerdos entrañables de la casa que están dejando atrás, especialmente si es la única casa en la que han vivido. Así que dale a tu antigua casa una despedida apropiada con una última fiesta de despedida. Invita a vecinos que aprecies, a los amigos de tus hijos y permite que todos tengan un evento final divertido en la antigua casa antes de mudarte.
  2. Haz del día de mudanza una experiencia placentera para tu familia. El día de mudanza involucra mucho trabajo, pero hay maneras de que hagas el día menos agotador para tus hijos. Empiecen el día con un desayuno especial para todos, incluso pequeñas sorpresas o regalos para tus hijos que disfruten durante todo el proceso de mudanza. Tener un par de CD´s favoritos de tus hijos también hará el proceso de mudanza más placentero.
  3. Asigna a los niños papeles específicos y tareas. Mudarse con niños es más fácil si están involucrados en el proceso. Una de las maneras más fáciles de lograr que tus hijos estén entusiasmados acerca del proceso es darles sus propias tareas. Asigna títulos a tus hijos como “primeros asistentes de mudanza” y hazlos responsables de labores sencillas. Tal vez estén a cargo de llevar una serie de cajas de focos al camión o de asegurarse de que el perro de la familia no se escape durante el proceso. Cualquiera que sea el trabajo que les asignes, es más probable que apoyen la mudanza si sienten que tienen un papel vital para ver que se complete.
  4. Evita la manejada extenuante. Salvo que disfrutes el repetitivo “¿Ya llegamos?” planear algunas paradas en el viaje es una gran idea. Esto es cierto especialmente si tienes un viaje que cruce varios estados. Si tienes un viaje más largo, asigna tiempo extra para detenerse en destinos turísticos o atracciones populares a lo largo de la ruta. Si solamente se mudan al otro lado de la ciudad, detente para comer algo rápido en uno de sus restaurantes favoritos. Esto animará el humor de todos y hará más fácil la mudanza con los niños.
  5. Haz que sea una sorpresa el proceso de desempacar. Tus hijos pueden estar nerviosos acerca de la llegada a su nueva casa, así que sorpréndelos escondiendo pequeños regalos o detalles al fondo de las cajas de mudanza. Encontrar esto premios hará más placentero el proceso de desempacar y asegurará que tengas la ayuda de pequeños trabajadores entusiastas.

La mudanza a una nueva casa puede ser un momento muy estresante para todos, especialmente para los niños, que pueden no entender todos los amplios beneficios y razones de la mudanza. Sin embargo, puedes hacer más fácil el proceso de mudanza con niños, incluyéndolos en el proceso y recompensándolos por un trabajo bien hecho. Hacerlo asegurará que todos lleguen a su nueva casa, tan preparados y emocionados como lo estás tú.

Related Posts