4 Consejos sobre Eficiencia Energética para el Otoño en Texas

El otoño significa días más cortos, clima cambiante y cambio de hojas, entonces ¿qué mejor momento para hacer algunos cambios para ahorrar energía en la casa para acompañar los que ocurren afuera?

1) Cambia los Focos
La insistencia ecológica acerca de esta sugerencia se ha vuelto muy frecuente, pero con las nuevas restricciones sobre los focos incandescentes en vigor, poco se puede hacer más que ceder a ella.

Con eso en mente, déjame tratar de convencerte de sus ventajas – específicamente de cambiar a lámparas LED. Es cierto, su precio vs. las lámparas LFC es considerablemente más alto, pero duran hasta 6 veces más, no contienen vapor de mercurio y consumen la mitad de la energía. Todo esto se traduce en ahorros de energía a largo plazo. Si eres como yo, el precio de $25 por lámpara (equivalente a 60 vatios) parece un poco excesivo, así es que opta por comprar una o dos lámparas al mes y haz un cambio gradual hacia la iluminación ecológica.

2) Usa Temporizadores de Pared
Conforme los días se hacen más cortos, muchas más personas dejan las luces encendidas durante el día por razones de seguridad y conveniencia para que su casa esté iluminada cuando regresan en la noche. Una manera ecológica de lograr el mismo resultado es usar temporizadores de pared. Los temporizadores no solo te ayudan a dar la impresión de que hay alguien en casa, también te ayudan a reducir tu consumo de energía.

Para aquellos de ustedes que sin pensarlo dos veces se han lanzado de cabeza a la moda del “Hogar Inteligente”, existen muchas opciones disponibles para controlar la iluminación de manera remota y monitorear tu seguridad sin tener que dejar encendida la luz de la entrada desde las tres de la tarde.

3) Reduce el Uso de tu Sistema de Climatización o Aire Acondicionado
Bajarle al termostato es un consejo que se menciona muy a menudo. Conforme el calor del verano baja y los días se van haciendo un poquito más frescos, es buen momento para darle un respiro a la ventilación y al sistema de climatización y bajarle al frio del ártico que tienes en tu hogar, solo lo suficiente para que el final del verano en Texas sea más agradable. Conforme las temperaturas van descendiendo en la temporada, apaga tu sistema de climatización y opta por ropa calientita, un poco de cidra de manzana caliente y un edredón grueso para estar en casa.

4) Pide una Auditoría de Energía en tu Hogar
Por último, prepara tu hogar para el invierno. Además de los preparativos estándares para el invierno (los cuales comentaremos más adelante ya que la temporada se acerque), considera pedir una auditoria de energía. Con que pases una hora o algo así con un profesional en el consumo de energía puede traducirse en ahorros para los próximos años.

Con nuestros otoños espectaculares y los deliciosamente templados inviernos de Texas, es fácil olvidar que podemos hacer la diferencia en el cuidado de la Madre Tierra (y de nuestras carteras) conforme el calor del verano se va atenuando. Con algunos sencillos cambios, puedes ahorrar un poco del dinero que has ganado trabajando muy duro y al mismo tiempo aportar al medio ambiente.

Related Posts